Historia del Ave de Lourdes

Escribí este artículo por primera vez hace unos años para la Hospitalidad de Lourdes de La Coruña y posteriormente lo volví a hacer en Adelante la Fe. Hoy, lo traigo aquí, para nuestros lectores de Marchando Religión.

No tiene ningún mérito por mi parte, la reconstrucción de la historia es un trabajo que realizó el maestro Lecot, el cual puso a mi disposición todo el material que él había confeccionado. Agradezco al maestro su delicadeza conmigo y su disponibilidad, es un hombre que conjuga perfectamente la grandeza exterior con la interior, un ejemplo para nosotros, los músicos.

Jean Paul Lecot es el maestro de capilla del Santuario Mariano de Lourdes y esta fotografía con la que ilustramos el artículo corresponde al órgano de la Basílica de San Pío X del Santuario, donde tuve la oportunidad de conocer personalmente al maestro.

En este día 11 de Febrero, día de Nuestra Señora de Lourdes, quiero agradecer especialmente a nuestra compañera Rosa Jordana el excelente trabajo que nos ofrece todos los sábados, acercándonos a las Apariciones de Lourdes, a la historia de la pequeña Bernardita. Gracias Rosa por tu labor impagable y a Vds., les invito en el día de hoy, a que se dejen moldear por la Madre como lo hacen las piedras de la gruta con el agua que se desliza por ellas.

“Les saints et les anges,
en choeurs glorieux,
chantent vos louanges,
ô Reine des cieux”
(Ave de Lourdes)

Historia del Ave de Lourdes (Con la autorización y el agradecimiento a Jean Paul Lecott, Maestro Organista del Santuario de Lourdes en Francia)

La melodía del Estribillo proviene de un canto de cuna Mous esclops, que se cantaba a mediados del S. XIX, próximo a la época de las apariciones. La melodía de las Estrofas proviene de unos cantos del Abad Lambillote, editados en 1842 en París.

El primer texto del que se puede hablar, hacia el año 1872 fue compuesto por un sacerdote de la región de Vandée y llevaba por título “Saludo de Bienvenida” Sur cette colline/Marie apparut./Au front qu’elle incline/Rendons le salut. No obstante y símplemente como dato anécdotico, se puede mencionar que hubo una versión anterior, cuyo autor se desconoce y que hablaba de la derrota del año 1870, es decir, era un texto que distaba mucho de poder considerarse litúrgico.

Es importante señalar, que el texto del año 1872 en seguida fue considerado un texto muy corto y por lo tanto, se hizo un encargo, para pasar a una versión mayor. El nuevo texto se titularía “Chapelet de Notre-Dame de Lourdes”, que traducido quiere decir “Rosario de Nuestra Señora de Lourdes” y constaba de 60 versos, sobre los Misterios del Rosario.

Este curioso dato, sobre el número de estrofas, tenía su explicación: Se creía, erróneamente, en aquella época, que el Rosario de la Virgen, tenía seis decenas en lugar de cinco. Este nuevo canto fue estrenado por primera vez el 27 de Mayo de 1873 y de manera inmediata, se hizo popular. Este texto, se mantuvo casi un siglo, pero en el año 1968, el Obispo de Tarbes-Lourdes, Monseñor Théas, a instancias de los directores de peregrinaciones y aconsejado por el maestro de capilla del Santuario, encargó una nueva letra al canónigo Maurice Le Bas, el cual consideraba que las nuevas letras tenían que hablar de la historia de las apariciones de nuestra Señora a Bernardette y ajustarse al ritmo musical.

Trabajaron en él, un historiador, un músico y un poeta. Con ello, consiguieron un texto claro y directo, pero no desprovisto de poesía El responsable de la armonización es el Canónigo Lesbordes, que no pudo llegar al estreno de la misma, ya que falleció unos días antes. Él es el responsable de la segunda voz que hace para el Estribillo, lo que añade mayor expresión

La presentación del nuevo Ave se hace en un día significativo, el 11 de Febrero de 1969, hace 42 años. El 18 de febrero, fiesta de Santa Bernardette, se cantan en Lourdes las 60 estrofas que tiene actualmente el Ave, durante la procesión que se hace desde la iglesia parroquial hasta la Gruta, llevando la reliquia.

Durante las procesiones de las antorchas, en el Santuario, se cantan una o dos estrofas, casi siempre las mismas y cantadas en las distintas lenguas de los grupos que asisten a la procesión. El estribillo, cantado por los miles de peregrinos, resuena de manera impresionante en la explanada, y el eco lo repite por las montañas de Lourdes.

El ritmo ligero y la sencillez de la música, hacen que sea un canto fácilmente ejecutable por todas las personas que lo escuchan, aunque sea la primera vez.

¿Les apetece cantarlo? Anímense:

Sonia Vázquez 


*Se prohíbe la reproducción de todo contenido de esta revista, salvo que se cite la fuente de procedencia y se nos enlace.

 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Marchandoreligión  no se hace responsable ni puede ser hecha responsable de:

  • Los contenidos de cualquier tipo de sus articulistas y colaboradores y de sus posibles efectos o consecuencias. Su publicación en esta revista no supone que www.marchandoreligion.es se identifique necesariamente con tales contenidos.
  • La responsabilidad del contenido de los artículos, colaboraciones, textos y escritos publicados en esta web es exclusivamente de su respectivo autor
Sonia Vázquez

Sonia Vázquez

Soy Católica, agradezco a mis padres su empeño y dedicación en el cuidado de mi alma. Estudié la carrera superior de piano y a la par, la de Informática, en el área de programación. Profesionalmente estuve ligada durante años al sector de las Telecomunicaciones, que me siguen entusiasmando, pero mi pasión es la música a la que, a día de hoy, me dedico profesionalmente y al cien por cien. Trabajo como organista, dirijo varias corales y he impartido conferencias sobre la música Litúrgica. Me he formado en Teología, Música Litúrgica y órgano. Mi meta es Dios, la salvación de mi alma y la de aquellos a los que amo. Estoy felizmente casada, somos una familia en Cristo, en la foto me podéis ver con uno de los miembros de nuestra familia, Pastor. Vivo en Galicia, miña terra nai