La marea verde de la vida

Salvar nonatos. El color de la vida.

La marea verde de la vida, un artículo de Miguel Toledano Lanza.

La semana pasada dábamos cuenta de las modificaciones constitucionales en los estados de Alabama y Virginia Occidental para proteger a los niños en el seno de sus madres, así como de la iniciativa, por el momento fracasada, en Oregón.

Salvar nonatos-Marchando ReligiónEsto nos permite elaborar un mapa, que el lector puede ver seguidamente, en el que hemos destacado en tono verde –el color de la vida– los territorios norteamericanos que legalmente se están alineando del lado de la prohibición del aborto y, en rojo, al mencionado estado de la costa del Pacífico, cuya población votante no ha permitido reducir los aproximadamente diez mil bebés eliminados cada año.

Los más observadores rápidamente advertirán que, junto a las jurisdicciones ya comentadas, hay dos estados del llamado Medio-Oeste que también parecen haberse incorporado a la tendencia anti-abortista, a saber, Iowa y Ohio.

En efecto, el pasado 4 de mayo la gobernadora de Iowa sancionó la Ley en virtud de la cual, a partir del 1 de julio, se prohíbe a los médicos practicar abortos desde el momento en que se puede detectar el latido del corazón del niño. En la práctica, esto significa restringir extraordinariamente la posibilidad de acabar con la vida de los nonatos, pues a partir de las seis semanas de gestación ya se empieza a escuchar la actividad cardíaca del pequeño.

Naturalmente, incluso antes de la entrada en vigor de la disposición legal se aprestaron las poderosas organizaciones abortistas a intentar bloquear la medida y, por el momento, lo han conseguido.

Así, apenas un mes después de la aprobación de la ley, un juez decidió suspender la norma por su posible inconstitucionalidad, teniendo en cuenta la doctrina jurisprudencial sentada por la Corte Suprema desde 1973.

No obstante, lo que parece una derrota en el combate contra el aborto es posiblemente una oportunidad: El hecho de que la medida de Iowa sea objeto de un contencioso jurídico incrementa las posibilidades de que, a lo largo del próximo año, el asunto llegue a las más altas instancias judiciales y pueda ser revisada la polémica jurisprudencia favorable al aborto, ahora que el Presidente Donald Trump ha nombrado dos nuevos magistrados previsiblemente “pro-vida”.

Hay que decir que la iniciativa de Iowa no es ideal, teniendo en cuenta que la ley sigue permitiendo el aborto en caso de violación, incesto, malformación del feto o riesgo para la vida de la madre, pero insistimos en que, desde el punto de vista práctico, restringir la posibilidad legal de acabar con el bebé a partir de la sexta semana equivale a hacerlo en la inmensa mayoría de los casos.

Poco después de producirse estos interesantes desarrollos en Iowa, un nuevo estado parece querer sumarse a la estrategia de prohibir el aborto a partir de que se pueda detectar actividad cardíaca en el niño.

Concretamente, el pasado 15 de noviembre, el Congreso de Ohio aprobó, mediante una mayoría de 58 votos frente a 35, el Proyecto de Ley que lleva el numero 258 de dicha cámara y que pasará seguidamente a ser discutido en el Senado, donde el partido republicano domina abrumadoramente por 24 miembros ante solamente 9 del partido demócrata.

Esto hace prever que la nueva iniciativa legislativa saldrá adelante, sin perjuicio de que, una vez más, las organizaciones abortistas puedan bloquearla y el asunto vuelva a ventilarse ante los tribunales, incrementando las opciones de que el contencioso llegue hasta la Corte Suprema de la Nación y ésta se vea con mayor razón obligada a reconsiderar la doctrina constitucional de 1973.

Finalmente, los más avezados de entre los lectores de Marchando Religión no habrán dejado de observar que, junto a Alabama, otro territorio del Sur figura resaltado en color verde en el mapa. Así es; se trata de Mississippi, el estado de las magnolias.

Se da, en primer lugar, la circunstancia de que en Mississippi una sola clínica, en la capital Jackson, está legalmente autorizada para efectuar la “interrupción voluntaria del embarazo”.

Además, el gobernador de Mississippi, coherente con su propósito de “salvar a los nonatos” según sus propias declaraciones al efecto, sancionó en marzo la Ley de Edad Gestacional, aprobada previamente en el Congreso del estado por 75 votos a favor frente a 34 en contra y, en el Senado, por no menor proporción de 35 a 14; esta relevante medida legislativa reduce a 15 semanas el umbral a partir del cual el aborto es considerado ilícito.

Téngase en cuenta que la actual jurisprudencia constitucional de los Estados Unidos, de hecho, impide a los estados federados prohibir el aborto hasta al menos las 24 ó 26 semanas de gestación, por lo que la medida aprobada en Mississippi desafía extraordinariamente dicha doctrina jurisprudencial.

No nos resistimos a citar literalmente el primero de los artículos de la disposición firmada por el gobernador Bryant, por otra parte reelegido para un segundo mandato por una mayoría del 67% del electorado:

“La comisión intencionada de un aborto por motivos de elección o no terapéuticos es una práctica bárbara, peligrosa para la paciente materna y degradante para la profesión médica”.

Lo cierto es que el texto de la Ley de Edad Gestacional de Mississippi merecería de por sí un artículo monográfico dedicado a ella. Sea como fuere, al igual que en el caso de Iowa, apenas una hora después de la promulgación de la norma ésta estaba ya siendo impugnada por los abogados de la clínica y se haya, por consiguiente, sub iudice mientras estas líneas son dadas a la imprenta.

Mas a pesar de dicha suspensión, según ya hemos señalado en las pasadas semanas el combate por la vida se está tornando esperanzador desde que los Trump se instalaron en la Casa Blanca.

A través de este medio que tan generosamente se nos ofrece seguiremos informando de las nuevas iniciativas que, en las próximas semanas, continúen desarrollándose.

Como ha dicho el gobernador de Mississippi, “estamos salvando más nonatos que ningún otro estado de América y qué mejor cosa podríamos hacer”.

Miguel Toledano

Les invitamos a quedarse en nuestra página y recorrer nuestras distintas secciones: arte, espiritualidad, cine…

👉 NO SE MARCHE SIN RECORRER NUESTRA WEB

Miguel Toledano

Miguel Toledano

Miguel Toledano Lanza es natural de Toledo. Recibio su primera Comunión en el Colegio Nuestra Señora de las Maravillas y la Confirmación en ICADE. De cosmovision carlista, esta casado y es padre de una hija. Es abogado y economista de profesión. Ha desempeñado distintas funciones en el mundo jurídico y empresarial. En la actualidad es subdirector de un colegio internacional en Bruselas. Ha sido secretario general de la Fundación Nacional Francisco Franco y afiliado del partido político Alternativa Española. Es fiel asistente a la Misa tradicional desde marzo de 2000. Ha publicado distintos artículos en diferentes medios.