Tales de Mileto y el origen de su fortuna

Tales de Mileto y el origen de su fortuna según Aristóteles

Les relataré a continuación una parte de lo que Aristóteles escribió sobre el origen de la fortuna de Tales de Mileto. Fue escrito por Aristóteles en la Política, que es un tratado acerca del buen gobierno.

Tales de Mileto es considerado uno de los iniciadores de lo que hoy conocemos como filosofía.

Al parecer no escribió su pensamiento, carecemos de textos de él, salvo citas en referencia suya que hacen otros filósofos. Platón contó una popular anécdota de Tales, quien al observar el cielo y caminar a la vez, sufre la desgracia de caerse dentro de un pozo, hecho que causó la mofa de quienes lo observaban.

En cuanto a su filosofía, Tales sostuvo que el principio de todas las cosas era el agua. Ya que todo está compuesto por éste vital elemento. Aristóteles cuenta que Tales fue acusado de llevar a su familia a la extrema pobreza,- por los relatos Tales era de una figura un poco famélica-, vestía muy humildemente y pasaba largas horas del día mirando las estrellas. A tal punto llegó la acusación, que Tales tuvo el deber de defenderse ante los jueces que lo acusaban.

Tales de Mileto y el origen de su fortuna-Marchando ReligiónDesconozco si por enojado o no, Tales quiso demostrar que por medio de la filosofía también se puede ganar dinero. ¿ Cómo lo hizo Tales para alcanzar su gran fortuna ?

Utilizó el conocimiento que poseía sobre astronomía en beneficio propio, por lo que predijo – después de una larga sequía en Grecia y unas pobres cosechas de aceituna – que iba a venir un período de abundancia de lluvias y un clima muy benigno para el cultivo de olivos, así que decidió tomar cartas en el asunto y buscó por toda la ciudad todas las máquinas de prensado de aceituna, las cuales estaban en desuso a causa de la falta de disponibilidad de aceitunas para la producción de aceite de Oliva. Vendió todo lo que tenía, no se dejó nada para sí, y compró todas las máquinas de prensado a precio muy bajo.

Como ya nadie ocupaba esas máquinas, muchos casi se las regalaron. Una vez que Tales se apropió de las máquinas para producir aceite de oliva, esperó a que el próximo año que cambiara el clima y viniera el período de súper abundancia de aceitunas.

Fue tanta la cantidad de aceitunas producidas, que todos en su comunidad se pusieran a buscar las máquinas para producir aceite, pero como nadie ya tenía las máquinas, salvo Tales, decidió arrendárselas a un muy buen precio, por lo que se hizo rico en muy poco tiempo.

Después de este episodio, Tales se rió y dijo que también con la filosofía se puede ganar dinero.

Más allá de lo anecdótico o jocoso que puede resultar este relato, y tal vez haya alguno de entre ustedes que estarán pensando como imitar a Tales y hacer lo mismo, la ambición termina, casi siempre, por matar la gallina de los huevos de oro. El dinero cuando falta es un bien, y cuando sobra es causa de muchos males.

Pero, en fin, lo que pretendo es mostrarles cómo fue posible llevar un conocimiento eminentemente teórico a un orden práctico, por lo que me tomaré la licencia de analizar e interpretar la anécdota de Tales según La Ley de Sistemas Unificados, tal cual les vengo planteando en cada artículo que escribo.

¿Qué observó Tales en el cielo?

EspiritualidadEsa es la primera pregunta que hay que hacerse, pues a partir de allí se pueden sacar conclusiones entorno al clima y su relación con la agricultura. Esta es la causa primera a partir de la cual Tales pudo sustentar todo su negocio. Dentro de todos los astros que deambulan en el espacio sideral, dos de ellos son altamente significativos para la vida en nuestro planeta. El más importante de ellos es el Sol. Todo depende de la luz que nos proporciona este astro y sin él la vida en la tierra sería imposible.

Luego del Sol, lo sigue la Luna, la fuerza gravitatoria de la luna influye sobre las mareas y las corrientes marinas. Ambos astros, Luna y Sol, se repotencian mutuamente cuando se alinean causando en las mareas un doble efecto que hace que peces que deambulan por las aguas más profundas emerjan hacia la superficie del mar, a este fenómeno se denomina Marea Viva.

Tales entendía el comportamiento del Sol y la Luna mejor que sus conciudadanos, puesto que pasaba largas horas observando el cielo.

Tales de Mileto debió saber que cuando la luna se acerca más sobre nuestro planeta causa un efecto directo sobre el clima al afectar la dirección de las corrientes subterráneas, las que, a su vez, permiten regular el clima según sean cálidas o frías. Como había un período en Grecia de mucha sequía que duraba años, Tales debió observar en el cielo un fenómeno de acercamiento muy significativo de la Luna como para vaticinar un período de lluvias y clima benigno para Grecia.

Pero la luna no sólo afecta el clima y las mareas. También influye directamente sobre la savia de los vegetales, lo que produce un efecto directo sobre las plantas y su relación con la abundancia o disminución de los frutos.

Veamos las etapas lunares:

Luna creciente: aquí la Luna va aumentando en luminosidad cada vez más. La savia que se encuentra almacenada en las raíces comienza a moverse hacia la superficie superior de la planta, de modo que es un buen momento para realizar plantaciones de hortalizas de hojas, tales como lechugas, acelgas etcétera. De hecho, las semillas que se siembran un par de días antes de cuarta creciente germinan antes y en forma más homogénea.

Luna llena: En esta etapa de máxima luminosidad las raíces crecen poco, pero las hojas están en auge. El agua y la savia fluyen con fuerza por el tronco de la rama y el follaje, lo que hace ideal para cosechar hojas y frutos. En este período, la savia se concentra en las raíces del vegetal, puesto que fluye hacia abajo.

Luna menguante: Tal como la palabra lo dice la luna comienza a disminuir, por lo que la savia comienza nuevamente a bajar, lo que hace que sea óptimo para plantar, ya que todo el sistema radicular se comienza a repotenciar a causa de la super abundancia de savia en las raíces.

Luna nueva: Es la fase de poca luz, todo es muy lento, lo que hace que el crecimiento sea lento. La savia se encuentra en las raíces estacionándose ahí. Al ser todo lento, es ideal para cosechar plantas de raíz. Es un buen tiempo para podar y abonar.

Si se fijan en toda la descripción del fenómeno anterior podrán entender que al unir los sistemas por medio de Puentes Sistémicos eso permite repotenciar aún más el efecto para los fines esperados.

Tales unió sistemas astronómicos, sistemas magnéticos gravitatorios, sistemas submarinos, sistemas atmosféricos, sistemas agrícolas, sistemas vegetales, sistemas económicos, etcétera.

Todo se unió en vista de un mismo fin: aprovechar la súper abundancia de aceitunas para arrendar o vender maquinarias en un período de mucha cosecha.

Mientras más sistemas seamos capaces de unir, más logros prácticos seremos capaces de obtener. Basta tener capacidad analítica y reflexiva como para poder llevar ese conocimiento intelectual hacia un fin eminentemente práctico. Tales no fue más inteligente que el resto, su diferencia estuvo en saber elegir los medios hacia el fin buscado. El resto de sus compatriotas, se dedicaba más a gozar de la vida que comprenderla.

Christian Velásquez

¿Les ha gustado el artículo “Tales de Mileto y el origen de su fortuna según Aristóteles”? Pueden leer más artículos de Christian en nuestra página, aquí: Nuestras firmas: Christian Velásquez